El Sexo gay, es vital en nuestro entorno, es por eso que www.elaramriogay.net, pretende satisfacer visualmente tus sentidos gay.
Disfruta las delicias del placer.
Si lo desean pueden enviar sugerencias a elarmariogay@gmail.com
BLOG PARA COMPARTIR MATERIAL PARA ADULTOS MAYORES DE 18 AÑOS. LAS IMÁGENES SON BAJADAS DE INTERNET O COMPARTIDAS DIRECTAMENTE POR LOS LECTORES DEL BLOG. SI ALGUNA DE LAS IMÁGENES TIENE “COPYRIGHT ©” O ES DE TU PROPIEDAD Y QUIERES QUE LA OMITA, SOLAMENTE TIENES QUE ENVIAR UN MENSAJE AL CORREO QUE APARECE EN LA PORTADA, O DEJAR UN COMENTARIO DIRECTO EN LA ENTRADA DONDE APARECE LA IMAGEN. GRACIAS.
Las leyes de algunos países obligan a que te indique que este blog usa cookies para su funcionamiento, por lo que si no deseas que se usen tus datos, no sigas y abandona esta web. Gracias por tu comprensión.

HACIENDO CLIC AQUÍ HACES ESTE BLOG SOSTENIBLE.

Buscar este blog

lunes, 30 de mayo de 2016

¿QUÉ ROL ERES? POR QUÉ LA PREGUNTA, ¿A CASO VAMOS A TENER SEXO?

Hablar de roles sexuales entre la comunidad gay siempre será controversia y tan polémico como la “nada común” pederastía entre los clérigos y sacerdotes, pero alguien tiene que sacrificarse y hacerlo en pro de la buena información para la comunidad. Ni modo, así es esto.




Hoy día el argumento más sonado entre la comunidad, es ese que asegura que los hombres gay “activos” están desapareciendo, y que los pocos que existen, no lo son de verdad. Que cada vez hay más pasivos, quienes pareciera que brotan de la nada como margaritas y que aquellos machos pelo en pecho, con enormes miembros y cuerpos cargados de testosterona, han desaparecido o al menos, se han cambiado al bando pasivo, poniendo a los que quedan en peligro de extinción.



Lo anterior es cómico cuando lo vemos desde afuera, separándonos un poco del estereotipo que los mismo homosexuales, tenemos preconcebido sobre lo que debe ser un activo y lo que debe ser un pasivo.

La idea general de los primeros, es que un pasivo es alguien más delicado, tierno, girly y hasta afeminado, mientras que la idea de los segundos, es que el activo debe ser muy macho, dominante y casi un heterosexual pero que guste de pollas y traseros masculinos.¿no creen?





Siempre he pensado, porque lo he visto, que a veces los homosexuales tratamos de meternos en un rol heteronormativo, en donde forzosamente el rol pasivo debe cumplir un papel femenino y el activo el masculino, y perdón pero pensar así es lo más retrograda que puede hacer alguien, pues ¿en qué año estamos, 1950?.

Para empezar, a mí me gusta dejar muy claro algo cada vez que hablo de este tema que en una relación homosexual masculina, principalmente estamos hablando de dos hombres, que independientemente de su rol sexual, siguen siendo hombres y teniendo características y reacciones masculinas muy a pesar de sus formas de ser, que nada tienen que ver con sus gustos en la cama.

Con lo anterior, quiero decir que los roles no determinan el grado de masculinidad y virilidad de un hombre, porque eso es cuestión de otro tipo de factores hereditarios, socioculturales y demás cosas impuestas por la sociedad que han determinado el comportamiento de los hombres y la mujeres a lo largo de la historia. En cambio, aquí de lo que hablamos es de sexo y las formas en las que dos hombres intervienen en él a la hora de un encuentro del tercer tipo y que no definen nada más que un gusto muy personal e íntimo que sólo sirve para la cama.


Personalmente siempre he sostenido que la masculinidad en un hombre, aunque sea gay, es algo que no debe perderse, pues creo que es por eso que nos gustan los hombres. Sin embargo, es muy válido que haya diferentes formas de expresar la homosexualidad, mismas que cada individuo va a explorando y encontrando para sentirse cómodo, y eso no se puede juzgar, porque está bien y es parte de la homodiversidad.

Lo que sí no es del todo correcto, es atribuir cierto estigma y tabú al rol sexual, sobre todo al pasivo, haciendo escarnio y mofa, como si fuera “avergonzante” y denigrante. Esta actitud con frecuencia se da entre pasivos, quienes por alguna razón que hasta ahorita desconozco, gustan de utilizar el término para ofender y sobajar a sus semejantes.

Lo anterior ha hecho que se formen fuertes estereotipos del activo y pasivo, mismos que se han compartido en el pensamiento colectivo del homosexual, siendo que la realidad es muy diferente, pues ni todos los pasivos son femeninos, ni todos los femeninos son pasivos. Del mismo modo ocurre con los activos.



Y es que actualmente, hay quienes aún sienten algo de vergüenza al confesar que gustan de recibir en vez de dar, como si eso les quitara hombría ante los demás. Creo que esa maña que tenemos los homosexuales por seguir basando nuestra masculinidad y hombría en el rol sexual, hace que las relaciones entre nosotros mismos sean cada vez más complicadas, pues las condicionamos a que funcionen o no, dependiendo de eso que sólo debe usarse en la cama, y entonces ocurre que cuando conocemos a alguien, antes siquiera de saber su nombre, lo primero que preguntamos es el poco educado e indiscreto ¿qué rol eres? Como si eso fuera el factor determinante más importante, al cual añadimos una serie de atribuciones que erróneamente creemos, deben ir junto con pegado; si es activo, que sea muy varonil, macho, “grandote”, dominante y rudo.



Por el contrario, si es pasivo, debe ser hasta cierto punto delicado, suave, muy tierno, un poco afeminado y demás cuestiones absurdas que no necesariamente deben cumplirse porque en una relación homosexual, no hay espacio para la “heteronormatividad” a la que a fuerzas queremos pertenecer cuando de sexo se trata.



En conclusión, podemos decir que los roles sexuales sólo sirven para usarse en un lugar, y ese lugar es la cama, nada más. Quitemos todas esas características que erróneamente hemos querido atribuir a cada rol, para crear un estereotipo sobre lo que debe ser, y mejor dediquémonos a disfrutar de nuestro rol sexual con plenitud, orgullo y seguridad, porque la sexualidad humana puede ser todo, menos “avergonzante”.




viernes, 27 de mayo de 2016

GALERÍA BLEACH GAY XXX















LAS PLAYAS DE LIMANAKIA.

Limanakia.






Limanakia es una playa con zona rocosa salvaje situada en Leoforos Poseidonos en el sur de Atenas. En estas tres escarpadas calas distintas, gays griegos y turistas de todas las edades y de todo tipo de cuerpo se dan cita en esta playa paraíso.



Es considerado uno de los lugares más hermosos y no sólo para nadar Antonio Da silva aprovecha esta oportunidad para crear un mundo de fantasía. Limanakia es un romántico, un collage surrealista, sexual, visual, nos transporta de vuelta a las historias sobre orgías homoeróticas griegas.







Cuerpos bronceados masculinos están expuestos libremente por las afiladas rocas blancas. De pie como esculturas antiguas bajo el calor del sol, los hombres se unen en una degustación visual de los demás. La cámara los sigue en el mar capturando su alegría rodeado de la magia de las aguas del Mediterráneo.







ES IMPORTANTE APRENDER A QUERERSE UNO MISMO.

“Gozar de una buena autoestima significa estar contento con uno mismo y creer que uno merece disfrutar de las cosas buenas que le ofrece la vida al igual que cualquier otro” – Jerry Minchinton


Los siguientes 7 pasos te ayudarán a realmente valorarte y quererte a ti mismo para mejorar tu autoestima. Así empezarás a dejar de sufrir todo ese dolor de tener una autoestima baja y sentirte menos que los demás.

Si lees con atención y aplicas estos sencillos pasos, comenzarás a sentir que te quieres y te valoras más a ti mismo, en tan sólo unos días.

1. Valora Tus Propias Ideas.

Aprende a decir lo que en realidad piensas. A menos que tu vida estuviera en peligro, tu opinión tiene tanta validez como la de cualquiera. Sólo cuídate de NO ser desconsiderado o grosero con los demás. Y recuerda que aunque tus ideas sean diferentes o contrarias, eso no te quita el derecho de darlas a conocer.

No le des la razón a nadie para agradarle. Traicionar tus ideales y faltar a tu verdad, no te traerá amistades que realmente valgan la pena.


2. Valora Tus Decisiones Correctas.

Piensa en la gran cantidad de decisiones correctas que has tomado a lo largo de tu vida. No te dejes abrumar por tus errores. Felicítate por todos tus éxitos y logros. El simple hecho de seguir vivo un día más, significa que has tomado muchas más decisiones con buen criterio, que los errores que has cometido.

Además, recuerda que los errores son esenciales para el aprendizaje. Date la oportunidad de equivocarte de vez en cuando, ya que gracias a tus errores, has logrado muchos éxitos.

Tú tomas muchas más decisiones buenas que malas, y cada error es una oportunidad de aprender.

3. Enfócate En Tus Cualidades Positivas.

Aquello en lo que centras tu atención tiende a hacerse más grande. Así que si te fijas en tus cualidades y en tus éxitos, verás cómo se multiplican. Acostúmbrate a dirigir tu atención hacia los aspectos más positivos de tu vida. Así se harán cada vez mayores, y te harás más fuerte.

Mientras más pienses en algo, más importancia cobra. Piensa en tus cualidades y éxitos.

4. Piensa Que Eres Tan Valioso Como Los Demás.

Tal vez te inculcaron que había personas a las que por sus conocimientos, títulos, posición social, económica o alguna otra distinción, debías considerar superiores a ti, y dignas de una atención y estima especiales.

Es cierto que estas personas pueden ser diferentes a ti debido a sus circunstancias. Pero eso NO significa de ningún modo que sean mejores que tú. Nunca te sientas menos valioso que otra persona. Piensa que todos los demás valen tanto como tú.

Los méritos y las cualidades de los demás no los hacen más valiosos o más dignos de respeto que tú.

5. Busca Tu Propia Aprobación.

Si alguien te hace saber que no le caes bien, no tienes por qué pensar que es tu culpa. No tienes por qué cambiar tu modo de ser para ganar el aprecio de la gente. Comprende que no es posible ni necesario agradar a todo el mundo.



No les des a los demás la oportunidad de influir en tus sentimientos hacia ti mismo. Para sentirte bien, NO es necesaria la aprobación de otras personas. Si crees que es muy importante que los demás tengan una buena opinión de ti, estás buscando la aprobación en el lugar equivocado. Convéncete de que la única aprobación que debes lograr es la tuya propia.

No necesitas cambiar para que la gente te aprecie. Encontrarás la aprobación que realmente necesitas en tu interior, no en los demás.

6. No Te Compares Con Nadie.

Las comparaciones sólo te llevarán a sentirte infeliz o a crear en ti una falsa sensación de superioridad. Al igual que cualquier otro ser humano del planeta, Tú Eres Único. Tú posees tus propias fortalezas y debilidades, así como tus talentos y tus destrezas individuales. Todos tus genes, tu educación y tus experiencias, se han combinado para que seas una persona distinta a todas las demás.

Eres un ser único, y por lo tanto, no tiene sentido que te compares con ningún otro.

7. Convéncete De Que Tú Vales Mucho.

El sólo hecho de haber venido al mundo te otorga el más alto grado de valor humano. No caigas en el error de creer que tu valor como persona depende de lo hábil, inteligente o rico que seas. Estas características pueden influir en tu nivel de vida, pero NO tienen nada que ver con tu importancia o tu valor como persona.

Eres valioso por el simple hecho de existir.



Estos pasos pueden ayudar a cualquier persona a valorarse y aprender a quererse a sí misma. Pero para que a ti te den resultado, tienes que ponerlos en práctica a partir de HOY MISMO.

Te recomiendo que tomes nota de estos pasos y los tengas a la mano todos los días. Mantenlos presentes y piensa de qué manera los vas a aplicar a cada día de tu vida. Esto no es algo que te vaya a quitar mucho tiempo, pero la recompensa de sentirte más querido y valorado vale el esfuerzo.


miércoles, 25 de mayo de 2016

BLACK AND WHITE


DISFRUTA DEL BLACK AND WHITE DE ESTAS CALIENTES IMÁGENES EN MOVIMIENTO TAN HOT!! DÉJATE LLEVAR POR LOS SENTIMIENTOS Y EXPERIMENTA CON LAS
 REACCIONES DE TU CUERPO.