El Sexo gay, es vital en nuestro entorno, es por eso que www.elaramriogay.net, pretende satisfacer visualmente tus sentidos gay.
Disfruta las delicias del placer.
Si lo desean pueden enviar sugerencias a elarmariogay@gmail.com
BLOG PARA COMPARTIR MATERIAL PARA ADULTOS MAYORES DE 18 AÑOS. LAS IMÁGENES SON BAJADAS DE INTERNET O COMPARTIDAS DIRECTAMENTE POR LOS LECTORES DEL BLOG. SI ALGUNA DE LAS IMÁGENES TIENE “COPYRIGHT ©” O ES DE TU PROPIEDAD Y QUIERES QUE LA OMITA, SOLAMENTE TIENES QUE ENVIAR UN MENSAJE AL CORREO QUE APARECE EN LA PORTADA, O DEJAR UN COMENTARIO DIRECTO EN LA ENTRADA DONDE APARECE LA IMAGEN. GRACIAS.
Las leyes de algunos países obligan a que te indique que este blog usa cookies para su funcionamiento, por lo que si no deseas que se usen tus datos, no sigas y abandona esta web. Gracias por tu comprensión.

HACIENDO CLIC AQUÍ HACES ESTE BLOG SOSTENIBLE.

Buscar este blog

sábado, 30 de julio de 2016

EL POLIAMOR SALE DEL ARMARIO.

ESTO ES UNA NOTICIA QUE HACE POCO HEMOS VIVIDO EN ESPAÑA, PERO QUE SIEMPRE A EXISTIDO TANTO EN HETEROS COMO EN HOMOSEXUALES. 


No creen en el mito romántico del siglo pasado. En esta relación de tres no hay una media naranja ni un príncipe azul. Viven en pisos separados, pero la idea de convivir en una policasa les ronda la cabeza. Son una pareja formada por una mujer y dos hombres a los que no les gusta que les llamen pareja. Karen ama a Álex y a Jorge por igual. Entre los chicos no hay nada, pero se llevan bien y se respetan. Ella es una periodista madrileña de 44 años. Ellos, de 33 y 38 años, son empresarios. Con Álex no hay sexo y Jorge a su vez tiene otras dos parejas.“Metaamores”, las llama Karen. “Somos poliamorosos y una de las cosas que defendemos es que se pueden mantener relaciones sin que haya sexo. Lo importante es tener un proyecto de vida juntos”.

-¿Cómo son sus citas?

-Igual que las suyas.

-¿Es una pregunta absurda?

-Hacemos lo normal. Ir a cenar, al cine, de vacaciones, juntos y separados. La única diferencia es gestionar los tiempos, organizarte.



Complicado de entender partiendo de las estructuras tradicionales de una pareja monógama. Lo cierto es que cada vez hay más personas con la idea de tener varias relaciones a la vez. Lo llaman poliamor, y está de moda. En realidad siempre lo ha estado, sólo que con otros nombres. “Poliamor es la filosofía no posesiva, honesta, responsable y ética de amar a varias personas al mismo tiempo. Implica el consentimiento y conocimiento de todos los involucrados. Hay infinidad de formasde aceptarlo y vivirlo”. Así lo define Lucía Etxebarria en el último párrafo de su nuevo libro.

En la semana en la que la diputada de la CUP Anna Gabriel propone nuevas formas de amar con el ejemplo de “tener hijos en común como en las tribus”, Crónicacuenta los distintos modos de vivir el poliamor en España… Pero primero hay que explicar que hay todo tipo de parejas poliamorosas. Empezando por tríos famosos como el del filósofo alemán Friedrich Engels, que vivía y amaba a dos mujeres. O el cuarteto protagonizado por la actriz Tilda Swinton, que mantiene una relación con dos hombres, Sandro y John, y que a su vez este último tiene una relación con otra mujer.

También los hay con hijos, como una familia formada por dos hombres y dos mujeres de la ciudad holandesa de Leiden: tienen una hija biológica de dos de ellos que reconoce a los cuatro como padres. Al estilo de la “educación en tribu” que propone la CUP. Parece lioso. Para explicarlo, hemos encontrado un cuarteto de convivencia, amor y sexo, cerca de casa, en Salamanca, para conocer lo que los propios poliamorosos consideran la relación más extrema y compleja: la cuatreja. Son universitarios, dos chicos y dos chicas, que aún están dentro del armario. Nos piden que les llamemos por sus signos del zodiaco.

Tenemos a Tauro, un joven espigado de 21 años. En su primer año de carrera empezó a salir con Géminis, una chica bisexual de la misma edad, que un año después se enamoró en la biblioteca de Libra (22 años), quien a su vez estaba saliendo con Virgo (23). “Es difícil de explicar y de entender, pero nos da igual. La gente se puede pensar que somos unos viciosos salidos y que esto lo hacemos porque somos jóvenes, pero en realidad nos queremos y tenemos una relación súper bonita”, nos cuentan. Después de varios intentos y con el compromiso de no desvelar ningún dato que les pueda identificar, quedamos con el cuarteto poliamoroso en su piso de Salamanca. “Nuestros amigos y familia más cercana lo saben, pero esta ciudad es muy pequeña y no queremos que se nos juzgue por nuestra forma de amar”, dice una de las chicas. “¡Venga!, pregunta si nos lo montamos todos con todos, que lo estás deseando”, bromea. Duermen cada uno en camas separadas, pero sus citas sexuales suelen ser en la habitación más grande, la del mayor de los cuatro, Virgo. “Sí que nos acostamos juntos, los únicos que no hacemos nada entre nosotros somos los chicos, que somos heterosexuales”, confiesa.



Dejamos al cuarteto de Salamanca para volver a Madrid y reunirnos con otra pareja poliamorosa. Se llaman Carmen y Víctor, ambos tienen 55 años, llevan 30 casados y tienen un hijo. Se autodenominan pareja abierta. Según los estudios que maneja José Díaz Morfa, psiquiatra y presidente de la Asociación Española de Sexología Clínica, entre el 5% y el 8% de las relaciones estables podrían considerarse parejas abiertas.

Hace 10 años, Carmen le confesó a Víctor que se había enamorado de un compañero de su trabajo, pero que a él le seguía queriendo de la misma manera. “Yo acepté la situación para salvar mi matrimonio y entonces pactamos poder tener una relación con otra persona siempre y cuando nos lo contemos, sin engaños ni mentiras”, cuenta Víctor. Carmen empezó a salir con su compañero, que ahora sigue siendo su segunda pareja, y Víctor mantiene dos relaciones con otras dos mujeres desde hace tres años, y a su vez una de ellas está casada con otro hombre. “Es como una cadena de amor. Quien no tenga la mente abierta jamás lo entenderá. No es sólo sexo, porque yo con una de las chicas con las que estoy nunca me he acostado, pero hacemos el resto de cosas que hace una pareja normal, teniendo cada uno nuestro espacio para poder organizarnos bien y que no entren los celos”.



Karen Moan empezó a utilizar este pseudónimo cuando escribió hace dos años su libro sobre el poliamor. The Moan Club, lo tituló. Esta madrileña descubrió que su concepto de amor era erróneo. “Siempre había tenido relaciones con una sola persona de manera consecutiva y nunca funcionaban. Llegué a pensar que yo no sabía amar, hasta que me di cuenta de que era la sociedad la que me había impuesto esos valores y que en realidad yo era mucho más feliz sin tener que amar de forma limitada”, explica.

Junto a sus parejas, Álex y Jorge, crearon hace año y medio la Asociación de Poliamor Madrid, que cuenta con 150 parejas poliamorosas de todos los perfiles y edades. Se reúnen el segundo viernes de cada mes en las conocidas como Policañas, eventos públicos organizados en un local en Atocha.

“Vamos siempre unas 100 personas, entre ellas mucha gente curiosa que quiere conocer el tema. Nos dividimos en grupos dirigidos por un moderador y siguiendo un guión se debate durante una hora sobre los modelos de poliamor como relación afectiva en parejas de todo tipo de identidad sexual”, dice Karen, que ahora lleva una campaña de crowdfundingpara financiar la traducción y publicación en castellano de More Than Two (Más de dos), la Biblia del Poliamor, un libro de referencia obra de los estadounidensenses (y pareja) Franklin Veaux y Eve Ricket. “También trabajamos mucho los celos y los mecanismos para manejarlos. Analizamos nuestros sentimientos y los compartimos con nuestras relaciones”. Hay varias asociaciones poliamorosas como la de Karen en España.

“En la monogamia las reglas ya están escritas. En el poliamor tenemos una libreta en blanco. Vamos creando y borrando nuestros propios acuerdos. Ninguna práctica es igual. Depende mucho de las personas”, nos indica la psicóloga Giazú Enciso, que realizó una tesis para la Universidad Autónoma de Barcelona sobre este concepto. Otras personas, como la escritora valenciana Lucía Etxebarria, sí que se atreven a establecer unas estructuras poliamorosas. Esta semana ha publicado su nuevo libro, Más peligrosoes no amar, en el que cuenta historias reales de personas que viven en “parejas abiertas, en trieja, cuartetos y relacionesmono-poli”.

La demanda del ex marido
Quedamos con Lucía a primera hora del miércoles en un bar debajo de su casa en Tirso de Molina. La literata de 49 años se presenta a desayunar con sus dos perras, Amy y Leia. Lo primero que nos dice es que su ex marido le puso una demanda civil por la custodia de su hija por ser poliamorosa. “Decía que la niña vivía en un ambiente desquiciado e inestable. Pasé por una evaluación de un servicio psicosocial que determinó que era perfectamente capaz de cuidarla”, dice Lucía. Lo segundo que nos explica es la razón por la que fracasan las relaciones tradicionales. “En España uno de cada dos matrimonios se divorcia. De ese 50% que no lo hace, la mitad es o ha sido infiel a su pareja. El poliamoroso no es una minoría oprimida, sino una mayoría”.

-¿Se puede estar enamorado de más de una persona?

-Quien crea que no, es porque es lo que ha oído y visto durante toda su vida. Pero hay que diferenciar el estar enamorado y amar. Lo primero es un subidón hormonal. Lo segundo es algo exclusivo.

-¿El poliamor podría ser el mito romántico de este siglo?

-En el XIX acababas suicidándote por amor. En el XX aparecía tu alma gemela que te complementaba. Y ahora la pareja monógama se mantendrá porque así lo dice el sistema y si no te quedas fuera, pero la imposición social es mucho menor.

Queda claro que el concepto de poliamor es una lucha constante contra los valores del sistema. De esta forma reivindicativa apareció en la revolución sexual de los años 60 en California. Sin filtros, exclusividades ni etiquetas. La psicóloga Giazú Enciso añade que la primera persona que habló abiertamente del término fue una sacerdotisa pagana de nombre Morning Glory, que dio un discurso sobre amor y libertad. Desde entonces esta práctica siempre ha sido una moda cíclica, que explota de vez en cuando como ahora. El trío amoroso, el cuarteto y la pareja abierta, coinciden todos en definir su forma de amar como honesta y libre. Para Karen Moan el poliamor ya es un movimiento imparable, que no va a dejar de crecer. “Mucha gente se me acerca y me da las gracias por haberle puesto nombre a lo que han sentido toda la vida y nunca han sabido expresar. ¡Viva el poliamor!”.



Mi vida poliamorosa
-Por Lucía Etxebarria

Todas mis parejas de larga duración excepto una se basaban en un acuerdo de pareja abierta. Es decir, estaba claro y consensuado que podía haber relaciones con terceras personas. En dos ocasiones he mantenido relaciones con dos personas a la vez. Ambas lo sabían y se conocían. En la primera nunca salimos juntos todos, ni hubo sexo a tres. Ahora sigo manteniendo una excelente relación de amistad y cariño con los dos. En el otro caso se intentó en principio hacer una ‘trieja’. Hubo sexo a tres y salidas a tres. Íbamos al cine, de copas, al teatro. En ambos casos, yo me sentía como si tiraran de mí en direcciones opuestas. Las presiones y los chantajes sentimentales eran sutiles, pero existían. Por esa razón, en las dos ocasiones decidí reconducir las relaciones hacia una amistad romántica sin sexo. Tres de esas personas están hoy en mi lista de amigos más queridos, y sé que puedo contar con ellos para lo que necesite. El cuarto sigue manteniendo conmigo una relación superficial y cordial, pero no lo considero amigo íntimo. No supo gestionar la situación. Lo que sí puedo decir es que me siento orgullosa de que nunca hubo drama, ni discusiones, ni broncas. Y sin embargo en las pocas ocasiones en las que sí he tenido pareja monógama sí había discusiones y broncas por cuestiones de todo tipo. Yo tiendo más a las relaciones abiertas que a las cerradas. Creo que cada persona debe encontrar el sistema en el que se sienta más cómodo.@ELARMARIOGAY



Y TU QUE PIENSAS SOBRE ESTE TEMA? DÉJANOS TU OPINIÓN ES IMPORTANTE POR QUE SIN VUESTROS COMENTARIOS UN BLOG MUERE. MUCHAS GRACIAS

viernes, 29 de julio de 2016

IMÁN,GAY Y MUSULMAN EN EUROPA: “El Corán no dice nada contra los homosexuales"

Imán, gay y musulmán en Europa: “El Corán no dice nada contra los homosexuales.


Ian

Ludovic-Mohamed Zahed lleva años luchando contra las interpretaciones extremistas del Islam, promoviendo una religión tolerante en la que tengan cabida personas como él
Un apóstata homosexual para unos y un imam tolerante para otros. Sus actos de rebeldía le han costado intimidaciones de los salafistas y amenazas por parte de algunos argelinos, que quieren retirarle la nacionalidad porque es un “hijo del infierno”. Ahora, viaja entre capitales europeas para educar en la tolerancia a los refugiados musulmanes llegados en los últimos años a Europa. Ludovic Zahed, francoargelino de 37 años, lleva años batallando contra el ala más conservadora del islam desde su adolescencia, cuando reconoció públicamente su homosexualidad, y decidió compaginarla con la religión. Mahoma era un rebelde, dice, y por eso, “hoy en día casaría homosexuales, sin duda alguna”.
“El llamado deber de matar a los homosexuales y transexuales es una mentira, fue inventado por aquellos que representan unas ideas muy dogmáticas y extremistas. El Islam es una religión de respeto y tolerancia. El profeta Mahoma recibió en su casa a hombres afeminados, sin deseo hacia las mujeres”, sentencia este imán. Según él, lo que el Corán condena son las “practicas sexuales violentas, paganas, de dominación de los demás, o inhumanas, como la violación”, pero el libro sagrado del islam no hace mención a la homosexualidad y “ni de lejos dice eso que muchos afirman: si encuentras a dos personas del mismo sexo manteniendo relaciones, mata a activos y pasivos”.
@ELARMARIOGAY

38202_65065_captura-de-pantalla-2014-10-06-a-la-s-10-31-05_584_800

“Mahoma recibió en su casa a hombres afeminados, sin deseo hacia las mujeres. Hoy, el Profeta casaría a homosexuales, sin ninguna duda”, afirma Zahed

De camino a Berlín, donde dará su siguiente curso, Zahed explica que hay unos 3.500 musulmanes homosexuales en la capital alemana, de los cuales, una parte importante son refugiados “hostiles a las amenazas de sus compañeros”, pero que tampoco “viven en paz consigo mismos”. Según este imán, muchos tienen remordimientos de conciencia, provocados por la presión social y religiosa. “Vienen de sociedades inestables, donde son víctimas de la hostilidad islamista, al igual que las mujeres o las minorías étnicas”, detalla. Su lucha, dice, es contra la islamofobia y la homofobia, dos caras de la misma moneda, y grandes protagonistas de nuestros días.

“Desde su infancia, son educados y se les inculca la idea de que la homosexualidad está prohibida por el islam, pero Alá no dice nada contra nosotros en el Corán”, relata, para explicar los ataques registrados en centros de refugiados en países europeos, donde muchos homosexuales han sido agredidos e incluso amenazados de muerte.

Con sus cursos, bajo nombres como la “deconstrucción de la homofobia”, quiere lograr que los refugiados, procedentes de países conservadores de Oriente Medio, puedan vivir en paz con los demás y consigo mismos, con su religión y con la homosexualidad como una realidad. Advierte de que él no les explicará “cómo deben comportarse”, sino que en el islam “toda orientación sexual” es bienvenida.

La primera mezquita inclusiva de París:

Y es que desde principios de año, Alemania abrió varios centros de acogida aislados para lesbianas, gays, transexuales y bisexuales para evitar que sean acosados y discriminados por sus compañeros en otros albergues. Los Países Bajos sigue debatiendo si seguir estos pasos o no, pues muchos de sus políticos consideran que sería “darle la razón a los radicales”, como dijo el primer ministro neerlandés, Mark Rutte.

Michil Satel, nacido en Alepo hace 30 años, confirma a El Confidencial estos ataques que ha recibido él y algunos de sus compañeros homosexuales. “Tengo miedo porque me han amenazado de muerte. Hacen pis en mi cama, tiran restos de comida y basura, y me dicen que debo ir al infierno”, relata, nervioso, este joven sirio que llegó a Holanda el pasado noviembre y que se encuentra ahora en un campamento de refugiados en la frontera con Alemania, a la espera de su documento de asilo que le permita moverse.

Sobre esto, Zahed se muestra bastante optimista. Aunque no todo está hecho, “las minorías sexuales están dejando de ser victimas de la caza de brujas”, dice este religioso. Tiene claro que “ni siquiera el propio profeta Mahoma sería homófobo” si existiese hoy en día, y lo que es más, “bendeciría matrimonios entre parejas del mismo sexo”. Ludovic es argelino de nacimiento, aunque vivió una gran parte de su vida en Francia. Allí, en pleno centro de la capital parisina,abrió en 2012 la primera mezquita inclusiva en la que son bienvenidos todos los musulmanes, independientemente de su tendencia sexual o su forma de vestir. Hombres y mujeres rezan juntos, en el mismo espacio, incluso si ellas no llevan un velo que cubra su cabello.



Zahed lleva años recibiendo amenazas. Los salafistas quieren que se le retire la ciudadanía argelina
Es consciente del riesgo y no olvida las amenazas que recibe de las alas más conservadoras, pues una acción así ha sido considerada como una herejía por los que le rodean, y los que no. “Hay quien intenta imponer una representación dogmática y totalitaria de nuestra tradición, pero cada vez más somos un movimiento internacional más organizado y nos estamos asociando con otra gente y fomentando la creación de mezquitas inclusivas e igualitarias en países de todo el mundo”, explica. Cuando su comunidad se dio cuenta de que Zahed intentaba transmitir un mensaje de tolerancia y apertura, “la gente empezó a venir para pedir que les case, que rece por los muertos, que de fatuas (dictámenes religiosos no vinculantes)”. Aunque no todo eran agradecimientos: también recuerda los insultos y las amenazas.

No solo levantó los muros de una mezquita que rompe con las reglas de los templos tradicionales, donde mujeres y hombres deben rezar separados, y ellas son obligadas a cubrirse el cabello con un velo. Sino que además, como imán, lleva a cabo uniones matrimoniales entre parejas del mismo sexo. El último acto de rebeldía de este francoargelino de 39 años fue el casamiento en Estocolmo de dos mujeres iraníes, una de ellas con una enfermedad genética. Fue un “atrevimiento” que ha irritado, y mucho, a los fundamentalistas.

Este escándalo llegó a oídos de los salafistas de Argelia, su país de origen, quienes le han amenazado y han pedido que se le retire la ciudadanía. Le han calificado de “apóstata homosexual”, aunque él hace caso omiso a esas palabras. “Esa boda fue realmente una bendición. Es una gran historia y para mi era la pareja perfecta unida por un imán”, cuenta. La unión religiosa complementa el matrimonio civil que esas dos mujeres llevaron a cabo con anterioridad en Suecia



Él, por su parte, hizo pública su homosexualidad a los 21 años y, entonces, decidió afrontar la realidad con su familia. “Mi padre me dijo que era algo que sospechaba desde hacía tiempo. Mi madre necesitó mucho tiempo para entender que lo mío no es una perversión, ni un desequilibrio. Al final, me dijo que aceptará a mi marido si un día me caso, y así fue”, afirma este activista musulmán, que se hizo imán a través del budismo, una paradoja con la que explica las dificultades que tuvo en el camino hasta llegar a ser un líder religioso y aceptarse a si mismo.

Este antropólogo y teólogo de carrera tuvo sus primeras experiencias sexuales varios años antes de decidirse a hablar con sus padres. Su primer amor lo encontró en la escuela de los salafistas donde estudiaba el islam, una relación imposible en el seno de una Hermandad religiosa. Allí los dos leían el Corán, rezaban cinco veces al día y soñaron con dedicarse a la religión. Zahed decidió convertirse en un imán, un erudito musulmán, y estudiar en la Meca. Su amor, salafista, tomó otro camino, rechazando la más mínima posibilidad de mantener una relación. Eso fue el principio de las dudas que le llevarían a abandonar el islam y echarse nuevos amigos.

“Nadie es culpable por ser seropositivo, y no es un castigo como algunos dicen por la perversión”, dice
“A los 19 años, mi pareja entonces, poco honesta, me contagió el VIH. Nadie es culpable por ser seropositivo, y no es un castigo como algunos dicen por la perversión”, cuenta Zahed en referencia a una etapa de su vida preuniversitaria, en la que decidió afeitarse la barba y dejar de rezar. Optó por sustituir ese mundo por la fiesta y las drogas, lo que le hizo vivir malas experiencias, de las que sacó muchas cosas positivas. “Hay muchísimas personas infectadas con el sida, pero hay que ser honesto en la relación y contarlo. Cuando miro atrás, me doy cuenta de todo lo que aprendí de aquella historia”, advierte Zahed.



No obstante, esa experiencia de su vida, dice, no hizo más que reafirmarle en su decisión de dedicarse a la religión. Conoció el budismo, y a través de la reflexión y el tiempo, volvió a abrazar el islam para ser un líder de esta religión, pero siendo una excepción a la regla. En su lucha han irrumpido muchos inconvenientes, entre ellos la islamofobia y el terrorismo. Las aterradoras imágenes de los extremistas del Estado Islámico lanzando a jóvenes desde lo más alto de los edificios como castigo por su homosexualidad son de las acciones que “más duelen” a Zahed porque “es precisamente contra el extremismo contra lo que siempre” ha estado luchando.

Recuerda que el islam “prohíbe claramente el terrorismo” y define esta religión como una de “paz”. Grupos como Daesh son “un engendro nacido de la crisis del islam” y por eso lo “condena firmemente”. Zahed asegura que está “muy satisfecho con todo el camino” que ha recorrido desde que hizo pública su homosexualidad. Y asegura que no va permitir que nadie, “ni el fascismo intelectual ni el terrorismo” acaben con sus logros. @ELARMARIOGAY

19

LUCHADOR GRECORROMANO NO AGUANTA LA FRICCIÓN.

Luchador grecorromano no aguanta la fricción y eyacula en pleno ring!


Hoy os dejamos este capitulo, que hace dias que paso, de este pobre jugador grecorromano que no aguanto mas la fricción y se corrió en pleno ring, en la lucha cuerpo a cuerpo.@ELARMARIOGAY

screen-shot-2016-04-14-at-3



Ven!!! Por qué les decimos que la lucha grecorromana es lo más gay homosexuallllll de la vida!!!!

Resulta que un luchador de 21 años en China, peleó contra otro y al parecer por la fricción de los trajes, no aguantó más y splasssssh!!!!!! Explotó la corridaaa!!!!

En este tipo de lucha es muy común ver que se emocionen los chicos debido a la cercanía de cuerpos, pero este literal sí se manchó y con ganassss!!!!





luchas05

jueves, 28 de julio de 2016

RELATO GAY, COJIDA EN LA OFICINA.

Mi amigo de trabajo me pegó una buena cogida en la oficina.@ELARMARIOGAY



Me llamo Melvin. Esto sucedió hace como 6 años yo tenia 33 años, y en ese entonces trabajaba en el departamento de computo y cuando el departamento de contabilidad hacia cierres fiscales me tocaba ir a trabajar el sábado todo el día, lo cual no era problema a no ser por los días de verano cuando hace mucho calor y el aire acondicionado no funciona los sábados.



Ahí me hice muy amigo Manuel, quien tiene mi misma edad, y en ese entonces yo ya estaba felizmente casado y él estaba comprometido.

Una tarde tranquila de sábado en la oficina como tantas otras, no pusimos a ver en el ordenador una película porno, y al principio todo iba normal, pero a media película Manuel me dijo "yo ya no aguanto y tu" y se sacó la polla y empezó a cascarsela. Yo estaba asombrado pues nunca había hecho algo así.




Me quise hacer el loco pero no podía quitarle la mirada a su polla, el me volteaba a ver y se reía maliciosamente. En eso me propuso que por el calor nos quitáramos el pantalón y el calzoncillo. Les confieso que yo acepté más por el morbo que por el calor.

Yo ya no veía la película, solo le veía su polla y Manuel me dijo "quieres frotármela"? Yo solo me reí y le dije "que parada la tienes" y me dijo "sobamela y me la mamas un rato". Manuel se paró enfrente de mí y yo con mucha duda y asombro se la agarré y empecé a frotársela.
Estaba muy asombrado de mi propia reacción pues en lugar de negarme le estaba pelando su polla y sus huevos y le podía sentir bien su olor, no pude aguantarme y empecé a lamersela.


Se la lamía de arriba a abajo y se la chupaba saboreandola toda. Manuel solo gemía y me decía que siguiera.
Luego me dijo "ya no aguanto, voltéate te voy a coger", y ahí si me negué, le dije que no que eso si no, y el insistía diciéndome que iba a sentir rico y que nadie se iba a enterar. Al final accedí, y me puse recostado con los codos en el escritorio y con el culo parado.
El se echó saliva en un dedo y empezó a untármelo en el ano, luego me la puso en la entrada y empezó a empujar.

Al principio no entraba y aquel me decía que abriera y relajara el hoyito y volvía a empujar y en una de esas "cabal empezó a entrar"!
Yo solté un pujido fuerte y le dije que me dolía, pero Manuel siguió empujando poco a poco. Podía sentir cada centímetro de la polla de Manuel entrando en mi culo.

Nos quedamos pegados un par de minutos sin movernos, y Manuel me dijo que mi ano debía acostumbrarse. Como a los 5 minutos le dije que me la sacara porque me dolía mucho. Ah que alivio sentí cuando la sacó.

Cuando se me paso el ardor me volví a acomodar en el escritorio y me la volvió a colocar, y al empujar sentí que empezó a entrar su polla y solté un grito fuerte.
Nos quedamos un rato ahí pegados, yo me moría de vergüenza pero también me estaba gustando tener bien metida su polla caliente en mi ano.

Y al rato empezó un mete y saca doloroso pero también delicioso.

A cada rato le decía a Manuel "despacito", "dale despacito", "aahh que metida la siento". Y aquel solo gemía y gemía. Los dos ya estábamos sudando, y a los pocos minutos empezó a cogerme más rápido y se oían mis nalgas tronando, Manuel terminó dentro de mi ano. El estaba agotado y resoplaba rápido. Yo tenía las nalgas empapadas del sudor de ambos, aquel seguía pegado a mí y se quitó hasta que sentí que su polla se marchito y salió solita.


El tenía una cara de satisfacción y yo tenía mucha mucha vergüenza por haberme dejado coger, pero ya estaba hecho.
Lo que empezó con mucho calor y una película porno terminó con una buena cogida a mi ano.
Manuel se fué a lavar la polla, aunque la tarde estaba muy lejos de terminar, pues después de ir a comer algo y dar una vuelta, regresamos con muchas más ganas de continuar cogiendo.

Yo le volví a mamar la polla y el me volvió a coger una segunda vez, fue una tarde loca de sexo.
Ese fue el inicio de una serie de cogidas los sábados por la tarde en la oficina. @ELARMARIOGAY


ACTOR PORNO GAY, DENNIS REED.

Dennis Reed 





Es un actor porno europeo famosos por sus cambios de nombre y de pelo en función de la polla que le toque comerse.

Vicioso y goloso hace a todo y declara que le encanta masturbarse y fumar.

El cual falleció con sus 31 años de edad el pasado sábado 7 de mayo de este mismo año 2016 después de un aparatoso accidente de moto y tras ser ingresado no supero las intervenciones.






















martes, 26 de julio de 2016

GIF DE FOLLADAS EN BLANCO Y NEGRO.


COMO NO UNA RECOPILACIÓN DE UNAS DE ESAS TANTAS COSAS QUE NOS GUSTAN HACER EN LA CAMA A LOS GAYS FOLLAR!!!!! SEA EN LA POSTURA QUE SEA, LA CUESTIÓN ES FOLLAR O SER FOLLADO (PENETRADO) NOS GUSTA  Y MUCHO PENETRAR  O SER PENETRADOS A ESA O POR ESA PERSONA QUE TANTO ANSIAMOS.
HOOO SIII COMO NOTAR LA PUNTA DE SU GLANDE ACARICIADO NUESTRO ANO ASIÉNDOSE PASO POCO A POCO HACIA NUESTRO INTERIOR NOTANDO SU CALOR Y NUESTRO CALOR, CADA VEZ MÁS Y MÁS PROFUNDO, EMPEZANDO EL METE SACA AUMENTANDO DE VELOCIDAD, Y POR FIN LLEGA ESE CHORO CALIENTE QUE NOS ATRAVIESA POR DENTRO DEJÁNDONOS CAER TODO SU SUDORRR.@ELARMARIOGAY



























































RECUERDEN QUE UN BLOG SIN SUS COMENTARIOS MUERE, @ELARMARIOGAY
MUCHAS GRACIAS AMIGOS, ESPERAMOS QUE LO DISFRUTEN.