El Sexo gay, es vital en nuestro entorno, es por eso que www.elaramriogay.net, pretende satisfacer visualmente tus sentidos gay.
Disfruta las delicias del placer.
Si lo desean pueden enviar sugerencias a elarmariogay@gmail.com
BLOG PARA COMPARTIR MATERIAL PARA ADULTOS MAYORES DE 18 AÑOS. LAS IMÁGENES SON BAJADAS DE INTERNET O COMPARTIDAS DIRECTAMENTE POR LOS LECTORES DEL BLOG. SI ALGUNA DE LAS IMÁGENES TIENE “COPYRIGHT ©” O ES DE TU PROPIEDAD Y QUIERES QUE LA OMITA, SOLAMENTE TIENES QUE ENVIAR UN MENSAJE AL CORREO QUE APARECE EN LA PORTADA, O DEJAR UN COMENTARIO DIRECTO EN LA ENTRADA DONDE APARECE LA IMAGEN. GRACIAS.
Las leyes de algunos países obligan a que te indique que este blog usa cookies para su funcionamiento, por lo que si no deseas que se usen tus datos, no sigas y abandona esta web. Gracias por tu comprensión.

adds

Buscar este blog

viernes, 23 de marzo de 2018

RELATO GAY, CON MI INQUILINO.

Mi primera experiencia homosexual fue a los 20 años, y si bien parece un poco tarde para mi primera vez con un hombre, he de decir que ya no era casto.
En mi familia pasábamos una crisis económica, y mis padres tenían que trabajar casi 12 horas seguidas en el trabajo. Por lo que me dejaban solo y podía hacer lo que se me plazca, sin contenerme en absoluto: pasearme por la casa desnudo meneandome la polla, masturbarme, gemir fuerte, utilizar mis juguetes sexuales, hacer de todo cuanto quisiese, cuando terminaba mi goce personal, ahí me ponía a hacer la tarea del cens.


Con el duro trabajo de mis padres, no conseguían el suficiente dinero para pagar las deudas, aún con el dinero que yo les daba cuando trabajaba las mañanas en una verdulería. Así que con el dinero ahorrada que teníamos, decidimos utilizarlo para re-modificar el establo que teníamos detrás de casa y convertirlo en un hogar para huéspedes.
  
 A los tres días la alquilaron una familia: un hombre y mujer de clase media-baja, y con dos hijos, uno en brazos, con alrededor de 2 meses de edad, y el otro chico (Martín) de 17 años, con unos hermosos ojos color celeste, castaño claro, tez blanca, y un cuerpo normal. Clavó sus ojos marinos en mi, y no apartó la vista hasta que se dirigieron a su nuevo hogar.

Resultado de imagen de chico rubio con ojos celestes

Meses después, la relación con los vecinos fue fortaleciéndose mas y mas, a tal punto que Martín venía todas las tardes para que le ayudara a estudiar matemáticas, y lo dejaban quedarse hasta la noche.

Una vez, el baño de los vecinos se había roto, por lo que nos pidieron si podían utilizar nuestro baño hasta que arreglaran el problema, lo cual accedimos amablemente. Un día entre esos me encontraba cachondo y mis padres aún estaban en la casa por lo que decidí meterme al baño y hacerme una paja. Cierro los ojos e imagino a la persona que le tengo ganas, mientras me siento en el inodoro, y empiezo a menearmela, con pequeños gemidos que no puedo controlar. Mi vecinito, estando apurado quizás, abrió la puerta sin previo aviso, sin golpear para saber si había alguien adentro. Yo no lo escuche por lo concentrado que estaba; se acercó con la mirada atónita hacia mi, y con el amague de agarrarme la polla, con lujuria en sus ojos de adolescente. Justo en ése momento eyaculé como un manantial, manchandole la cara y su ropa.


No sabía que hacer, me había visto con las manos en la masa. Encima lo había ensuciado todo con mi leche. La desesperación vino a mí, le quite la camiseta y le exigí que se lavase la cara, fui corriendo a mi habitación agarré una camiseta y se la di para que se la pusiera. Le hice jurar que no contaría nada de lo que había sucedido. Tiempo después me olvidé del tema, pensando que el también lo había hecho...
En una de nuestras sesiones de matemáticas, me confiesa, tras una previa conversación sexual(que raramente empezamos a hablar sobre nuestros gustos y algunos consejos en el sexo), que él quisiera perder su virginidad, pero la quiere perder con un hombre, y que ese hombre era yo, que desde que me vio desnudo en el baño no paraba de pensar en mi ... otra vez la situación se puso embarazosa, y terminé diciéndole que buscara a alguien más de su edad, y no con alguien grande como yo.

Martín: pero no me gusta nadie mas que vos... A parte, no querrás que le cuente lo que me hiciste la otra vez?
Me quedé en silencio; no podía imaginar que me amenazaría con eso. Quería terminar de hablar del tema lo antes posible y antes de dirigir palabra me dijo tocándome con la mano mía abdominales - Además no solo quiero aprender matemáticas contigo, ya que sos un muy buen profesor, quiero que me enseñes otras cosas que solo hagan falta la práctica para aprender- mi respiración se acelero y con lo excitado que estaba, tan simplemente dije: bueno, yo te quitaré la virginidad, pero vas a tener que esperar hasta que tengas 18 años- él asintió con una sonrisa en su rostro y acercándose a mi cachete para darme un beso dice en mi oreja - te espero con ansias- y se fue como si nada hubiera pasado.

Yo estaba tranquilo sabiendo que faltaban varios meses para su cumple y tenía pensado que tarde o temprano  él lo olvidaría, pero no fue así.

Los padres de Martín pensaban regalarle un viaje a Francia, por lo que una semana antes de su cumple fueron a comprar los boletos y a sus hijos los dejaron a cargo de una niñera (me lo hubieran dejado a mí pero yo estaba durmiendo) por que no querían que el niño se enterara del viaje sorpresa.

Martín vio la oportunidad y tras insistirle a la niñera demasiadas veces de que lo dejara ir a estudiar conmigo ella accedió (sin saber que me encontraba durmiendo) 

Mi vecino golpeó la puerta del patio y al no encontrar respuesta, la abrió, entró, cerró, y empezó a gritar mi nombre. El silencio hizo que Martín se fuera directo a mi habitación. Quitándose los zapatos en la puerta, entró en puntitas de pie y ahí mismo se desvistió quedando en pelotas delante mio, mientras yo dormía plácidamente. Se metió por debajo de las sabanas y una vez ahí, comenzó con besos suaves que iban de mi cuello hasta mi bóxer. Él lamía plácidamente mi polla por encima de la ropa, cuando yo, sobresaltado enciendo la luz de la mesita.

Cuando lo miro atónito, directamente a los ojos, dice como apenado: perdona, me deje llevar... mejor me voy.. - recogió sus cosas y al abrir la puerta yo salte de la cama y lo detuve. Me miro con sus ojos de ternura, lo subí a mis brazos y le dije: acaso piensas irte sin terminar lo que empezaste? - instantáneamente empezamos a besarnos apasionadamente, mientras lo llevaba a la cama y lo recostaba. Me empujó y bajó los calzoncillos haciendo que mi pija saltase por los aires.


Recen terminada de salir, empezó a chuparme la polla de una manera inimaginable, con su lengua recorría todo mi tronco y su boca paraba en mi glande, daba círculos dentro de la boca de él,  como si fuese un chupete, queriendo saborearlo por completo, derritiéndome con las capacidades de su boca lanzaba gemidos que no podía controlar, hasta que le dije que se detuviera, que iba a eyacular.


 Ahora era mi turno de hacerlo disfrutar apasionadamente, así que le dije que se diera vuelta, y empecé a lamer ese dulce culito sin estrenar, me sentía como un niño en una juguetería. Con mis manos agarraba esos cachetes duritos y metía mi lengua hasta el fondo, empezando a hacer círculos con ella, lubricando la futura entrada de mi polla, y al saber que sería su primera vez, me esmeré el triple para ensalivar ese ano delicioso. Chupé mis dedos y fui metiendole uno, que al principio costó, y luego fui metiéndole los demás, hasta que lo encontré suficientemente dilatado. 



Dándole vuelta, puse sus piernas por encima de mis brazos, con la punta de mi polla le iba dando círculos alrededor de su ano, haciéndolo desear que mi carne estuviera ya dentro de él. Le fui metiendo mi polla: primero la punta de mi glande, se la retiré y se la volví a meter pero aun más profundo. Se la volví a retirar de ese agujero, y se la metí nuevamente, embistiéndolo, haciendo que entrara mi polla por completo. Escuché un quejido que me hizo creer que le había hecho daño, así que las siguientes embestidas fueron más leves. Lo agarré del cuello, entre besos y gemidos, veía y sentía como se retorcía de placer.
Y entre gemidos dijo: me.. ahhh-ohhh.. corro! Ahhhhhhhhh... y eyaculó como agua de compresor, mojándose todo su lindo pechito.


Yo me detuve, saque mi polla, y fui directo a su pene, chupando todo lo que lanzaba ese pedazo de carne, subí por su pecho, succionando y tragando todo lo chorreado, y me fui a su boca y lo besé intensamente.
Una vez acabado, le dije que me había quedado con ganas de más:

-YO: Me he quedado con las ganas de seguir disfrutando ese culito, puedo seguir follándote?

-Martín: si dale! No tengo problema...

Así que lo agarré del culo, el se agarró de mi cuello, nos quedamos parados, y fui embistiéndolo con todo lo que tenía, pues ya me encontraba en mi clímax, y disfrutar de ese culito otra vez me extasiaba por completo, pues ya estaba bien dilatado, más que antes, y mi polla rumbaba esos lugares inhóspitos y profundos de él.

Al final de mi clímax le dije entre gemidos: ya me.. ahhh.. corro.. ahhh- y antes de que Martín dijera el- no! Espera! - me corrí indiscriminadamente dentro de él. 


 Cuando lo bajé de mi, le pregunté que por que habia dicho que no, y el contestó:

- Martín: es que me hubiera fascinado que me acabaras en la boca..

- Yo: perdón! Lo hubieras dicho un poco antes y te cumplía el deseo..

- Martín: bueno, ya esta hermoso, no tengas problema..

Se iba dirigiendo al baño de mi casa y le vi chorreando mi semen por las piernas, lo cual me causo gracia y me reí

- Martín: que paso?

- Yo: Nada, que tienes mi leche corriendo por tus piernas. Jajaj. Ahh espera, no querías probar mi leche?

- Martín: si, por?

Le agarré las piernas y lamí la parte chorreada, me fui a su boca y lo besé pasandole toda mi esperma, jugando con las lenguas y esparciendo mi jugo aún caliente.


Ese día nos bañamos juntos, luego, Martín se fue a su casa y se hecho a dormir una siesta larga. Yo me quedé pensando en él, y volviéndome a excitar, le dedique una paja.

Ahora, cuatro años después, aún seguimos teniendo esas excitantes juntadas, aunque ya todos saben que somos gays por que nos engancharon en una de las oportunidades.
Llevamos tres años de novios, y ya ansío con todas las ganas, llegar a mi casa y hacerlo de nuevo. Y justo hoy cumple años, espero que el regalo que le tengo entremedio de las piernas le guste...

(parte destinada al propietario de la página web)

Relato escrito por uno de nuestros seguidores. Muchas gracias el equipo de @elarmariogay

4 comentarios:

  1. Muchas gracias @elarmariogay por haber publicado mi relato! Espero que al público le guste mi historia de como conocí a mi novio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES UN PLACER CONTAR VUESTRAS HISTORIAS EN NUESTRO BLOG, GRACIAS A TI POR COMPARTIR TU RELATO CON NOSOTROS!!

      Eliminar
  2. Me encantan este tipo de relatos pero si podéis publicar más relatos de incesto lo agradecería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUCHAS GRACIAS, INTENTAMOS PUBLICAR UN POCO DE TODO, PERO ESTAMOS EN ELLO. MUCHAS GRACIAS PRONTO TENDREMOS ALGO.

      Eliminar